Testimonios

  • Soltura y sensibilidad, son las características de la pintora Marta Fortuny. Sus obras tienen el sabor de lo espontáneo, de lo suelto, como si naciera a impulsos de la emoción momentánea. El pincel crea el dibujo, puntea, marca, acentúa unos trazos, otros quedan simplemente insinuados, el dibujo parece pasar desapercibido, como buscando que lo apuntado sea contemplado por la visión de lo inexistente.

    Marta Fortuny es una pintora que pinta lo que ve y lo expresa con la fuerza de su sentimiento.

    Su temática es siempre muy variada, sus espléndidas marinas, temas urbanos, paisajes, bodegones y sus variados temas de flores nos muestran que domina todas las temáticas y procedimientos plásticos, su pintura fluye con gran sentimiento.

    Sus cuadros son diálogos entablados con la alegría del color vitalista que se convierten en una pincelada amena, agradable, acumulativa de su fuerza al expresar lo que ella siente y nos quiere transmitir.

    — Pascual Bueno 12/09/07
  • Después de un reposado viaje por la Sala de Exposiciones del Hostal de los Reyes Católicos de Santiago de Compostela (4/08/2001), y digo viaje como pudiera decir recorrido, pasé un buen rato disfrutándolo de las pinturas (diferentes técnicas) de la artista catalana Marta Fortuny.

    De su colección, me quedaría con un buen número de obras, tres o cuatro óleos (pequeño formato), y otras tantas acuarelas de mayor dimensión.

    Una de las obras representando, dice, que a sus antiguos parientes, es mi predilecta.

    Buen dibujante es Marta Fortuny; valiente, colorista, imaginativa.

    En fin, no he perdido el tiempo y me alegro de haberle hecho esta visita. Siempre me gusta aprender y en esta ocasión, algo de bueno.

    Por otra parte es un placer charlar, como a los pintores nos gusta, con franqueza y al toro, sin parsimonias, ni florituras que nada dicen, con Marta Fortuny.

    Mi deseo es que tenga el éxito que se merece.

    — Segundo Hevia Santiago de Compostela, 2001
  • Sabe, es joven y valiente, en cualquier sombra, luz, movimiento, encuentra la expresión.

    Sabe dar volumen y color a un pensamiento abstracto, que cobra vida en el conjunto de ideas dinámicas que plasma con fuerza y seguridad sobre la tela.

    Su pensamiento es revolucionario y explota ejecutándolo con la idea de lo que tiene que ser.

    Es su ánima de artista.

    — Ruggiero Selvaggio El Masnou, 1997
  • Sencillamente, me gusta.

    — Josep Moscardó Barcelona, 1999